» » 11 maneras de usar un vibrador

11 maneras de usar un vibrador

Publicado en: Blog | 0

como usar un vibrador

Hasta un 50% de las mujeres utilizan vibradores con regularidad, y más actualmente donde la industria se ha sofisticado tanto que los juguetes sexuales vibran, giran, se comparten en pareja… y la juventud todavía tiene menos trabas psicológicas a la hora de tener un poco de amor propio.

Formas de placer con tu vibrador:

La clave con cualquier técnica es experimentar con ella y ver cual es la que mas te gusta y se te adapta.

1. Preliminares

Empieza tu juego acercando tu vibrador a tus zonas mas sensitivas, tus zonas erógenas. Estas son tus pechos, sobre todo tus pezones, la parte interior de tus muslos. Para algunas puede ser el cuello, los labios, el abdomen incluso la parte interior de los brazos (¡de verdad!). ¡Pruébalo! Vete experimentando y viendo que zona es la que mas placer te da.

A medida que te pongas cachonda, empieza a centrarte en el interior de tus muslos, tus ingles y tu vagina, pero no apliques todavía el vibrador directamente a tu vagina. Quédate en el entorno, masajeando con suavidad, subiendo y bajando por tus labios vaginales exteriores y por encima de tu clítoris hasta que tu cuerpo ya te pida a gritos el contacto directo.

Y aún así, no te vayas todavía en directo contacto con el clítoris. Empieza poniendo la puntita del vibrador en la parte baja de la vagina y muy lentamente llévalo hacia arriba. Una vez llegues a la parte alta de tu vagina, por encima de tu clítoris, bájalo de nuevo muy lentamente. Mientras hagas esto tu cuerpo ya te pedirá mas presión e intensidad, pero no te dejes llevar todavía, porque te encantará el resultado. Mantén un contacto suave como una pluma el mayor tiempo posible.

 

2. Enfoque clitoral

Ahora puedes utilizar tu vibrador en tu clítoris. Muévelo con la puntita del vibrador por encima de tu clítoris y presiona ligeramente. Aquí hay un montón de cosas que puedes hacer:

  • puedes presionar la punta de tu vibrador en una parte al lado de tu clítoris
  • puedes frotarlo por encima de ella directamente
  • puedes preferir círculos muy lentos o muy rápidos
  • puedes mantenerlo suavemente aplicando una mínima presión

 

La clave está en experimentar con diferentes técnicas y encontrar la parte en la que tu clítoris esté mas a gusto, ya que es una zona hipersensible y con la que mas disfrutas.

De hecho algunas mujeres incluso lo pueden sentir el contacto directo con el clítoris desagradable incluso doloroso y prefieren el contacto con la capucha que lo cubre. Si entras en esta categoría, no te preocupes. No estás sola y hay una solución fácil: utiliza la capuchita como amortiguador. La capuchita es la piel que cubre el clítoris y por supuesto que transmitirá todas las vibraciones y movimientos a tu perla preciada y te dará el mismo placer que el método directo.

 

3. Desde abajo

Esta técnica es generalmente muy popular ya que vas a ser capaz de estimular toda la parte exterior de tu vagina. Solo necesitas presionar el vibrador contra toda tu vagina. La punta del vibrador tocará tu clítoris, mientras el cuerpo del vibrador estará presionando tus labios interiores. La parte inferior estará en la parte baja de tu vagina, puede que incluso toques un poco tu ano, lo que puede ser especialmente placentero.

Ahora si quieres cierra tus piernas y te deberá resultar fácil mantener el vibrador en su sitio.

De esta manera quedarán libres tus manos para utilizarlas en otras zonas de tu cuerpo. ¡Utiliza la imaginación!

 

4. Desde dentro

Así como las otras técnicas se centran en la parte exterior de la vagina, esta técnica se centra en la interior. Para esto necesitarás un vibrador que tiene la forma de un pene y pueda penetrar fácilmente tu vagina.

Utilizando tu lubricación natural o algo de lubricante para que la experiencia resulte mas resbaladiza todavía, cubre tu vibrador completamente e introdúcelo lentamente en tu vagina.

Ya simplemente dejando el vibrador en tu vagina puede ser muy placentero, pero puede que lo encuentres mucho mas placentero aplicar presión en uno de los dos puntos sensibles: el punto G y el punto cerca fórex vaginal. El primero seguro que lo conocerás. Y del segundo hablamos en la entrada de cómo tener sexo con penetración profunda y si aplicas la presión justa seguro que llegarás con facilidad al clímax.

Experimenta con la presión aplicada, la intensidad de las vibraciones y las diferentes áreas dentro de tu vagina para descubrir donde sientes mayor placer.

 

5. Añade tus dedos al placer

Solo porque estés utilizando un vibrador, no quiere decir que no tengas que utilizar tus deditos también. De hecho añado un montón de placer al mix. Utiliza tus dedos de una mano para estimular tu punto G, mientras simultaneamente utilizas tu vibrador en tu otra mano para darle placer a tu clítoris.

Por supuesto lo puedes hacer también al revés: utilizas tus dedos para frotar tu clítoris mientras introduces el vibrador en tu vagina y le das placer con sus vibraciones.

O experimenta manteniendo el vibrador en las afueras de tu vagina y tus dedos en el clítoris. Maneras hay mil y el límite solo está en tu imaginación.

 

6. Utiliza tu vibrador para tener mejor sexo con tu pareja

Los vibradores te pueden ayudar en tus relaciones sexuales con tu pareja. Utilizar un vibrador durante el sexo con tu pareja puede cambiar dramáticamente la historia y podéis sentir tanto tu como tu pareja mas placer.

Si actualmente luchas para poder llegar a un orgasmo con tu relación sexual, entonces usar un vibrador te ayudará un montón llegar al orgasmo durante la penetración.

Por ejemplo en la postura del misionero mantener el vibrador en el clítoris puede resultar un poco difícil, mientras en la postura del perrito o la cucharita esto te resultará fácil.

Por supuesto que no solo puedes mantener tu el vibrador, sino que tu pareja también.

Otra opción que quizás os resulte guste es aplicar el vibrador en tu pareja. Esto de nuevo será placentero o difícil dependiendo la postura que toméis. Si estás en una postura que puedas acceder a sus testículos, si perineo e incluso su ano, eso seguro que le encantará.

 

Importante: Algunos chicos poco seguros de si mismos podrían pensar que utilizar un vibrador durante el sexo es necesario porque el es malo en la cama o tu necesitas algo mas. Esto puede ser muy frustrante especialmente cuando intentáis algo nuevo. Si ese es tu caso, asegúrale que por supuesto que quieres algo nuevo, pero eso no es el y que las mujeres estamos construidas de una manera diferente que ellos, por eso a veces necesitamos un pequeño extra. Nada que ver con sus habilidades.

 

7. Durante una mamada, cunnnilingus o trabajo manual

Igual que puedes utilizar el vibrador durante un acto sexual con penetración, lo puedes utilizar cuando tengas sexo oral o le hagas un trabajo manual. Aquí unas cuantas ideas:

  • intenta mover el vibrador suavemente a lo largo de todo su pene y observa su reacción
  • mientras le haces una mamada, utiliza el vibrador en sus testículos, acariciándolos o simplemente manteniendo su vibración contre ellos
  • mientras le haces un cunnilingus, utiliza el vibrador para penetrarla o mientras introduces tu lengua en su vagina, dale con la punta en su clítoris
  • el perineo de un hombre es muy sensible. Prueba presionar simplemente el vibrador contra el y varia la presión que ejerces. El tiene que decirte cuanta presión le gusta y estamos seguros que le encantará.
  • si a tu pareja le gusta el juego anal, entonces no tengas miedo te acercarte a su puerta trasera. Puedes frotar desde afuera, presionar suavemente e incluso penetrarle con el vibrador. Por supuesto necesitas limpiar el vibrador antes de utilizarlo de nuevo en la vagina.

 

 

8. Varia tus vibraciones

Una bala vibradora en el momento oportuno en que se te antoja ser juguetona es entretenido, y siempre puedes darle nuevos ritmos a las vibraciones y así tener siempre nuevas sensaciones.

La mayoría de los vibradores tienen un entorno vibrante que ofrece un tipo diferente de estimulación.

Así, para nuevos descubrimientos y como ya hemos mencionado anteriormente, no mantengas la punta del vibrador enfocado en el clítoris todo el tiempo, sino que puedes divertirte alargando el momento mediante la ejecución a lo largo de sus muslos, los labios o monte de Venus o utilizarlo en su lado para diferentes sensaciones. ¡Intenta una nueva técnica que te funcionará perfectamente!

 

9. ¡Mira, sin manos!

Nuevamente, esta técnica funciona mejor con una pequeña bala vibradora. Te la puedes poner discretamente y disfrutar en secreto donde quieras, puedes llevarla en tus bragas y disfrutar sin usar las manos. Imagínate una braguita con bala vibradora como esta con mando a distancia y en un sitio público con tu pareja con el mando en sus manos. O sencillamente siéntate en el sofá y empieza a sentir las vibraciones, o horcajadas sobre una almohada (¡o también con tu pareja!). Y giran hasta que te sientas acercarte al clímax.

 

10. Masaje

Una gran forma de juego previo es el masaje erótico, y añadiendo su vibrador hace que sea aún más divertido. Para esto han inventado los vibradores masajeadores. Y relájate en la mecedora vibratoria del placer masajeador.

Se lo puedes decir a tu pareja, que empiece por la espalda, el cuello, los hombres, libera tensiones y relájate. El masajeador lo hará todo más divertido.

 

11. Todo mojadito

¿Quién dice que toda la diversión tiene que estar en el dormitorio? Un vibrador resistente al agua, se abre la posibilidad de un baño, o ducha, divertida.¿Por qué no realizar un relajante baño de burbujas con velas y música suave y disfrutar de algunos juegos acuáticos? Sólo asegúrate de que su vibrador es 100% resistente al agua antes de sumergirlo.

 

 

¿Y tú, tienes alguna forma especial de utilizar tu vibrador?

¡Compártelo en los comentarios!